¿Qué hacer si mi hijo se hace pipí?

¿Qué hacer si mi hijo se hace pipí?

La enuresis es una condición en la cual los niños se orinan en la noche y suele ser temporal. Pero, en caso de prolongarse, hay distintos tratamientos para combatirla.  Desde dispositivos tecnológicos, tips y apoyo de kinesiólogo para ayudar a avanzar al pequeño de esta fase.

Según el Centro de Conocimientos y Terapia Nocturna de Enuresis, se estima que en Chile existen actualmente alrededor de 200.000 niños con esta condición. Si bien las cifras son bastante altas, aún es algo desconocido para la mayoría de población en nuestro país. Por esta razón, Carolina Silva, kinesióloga especialista en disfunciones del piso pélvico de Inusmed, explica “la enuresis es la incontinencia de orina durante la noche y según la Sociedad Internacional de Continencia en los Niños, (ICCS), se dice que un menor la presenta, si al tener cinco años aún sigue con episodios de incontinencia urinaria durante el sueño nocturno”.

Por su parte, Miguel Seminario, urólogo de dicho centro médico, explica que, “la Enuresis es una condición generalmente benigna, de la que ni los padres ni el niño son culpables. Se trata de un trastorno frecuente y que generalmente se autolimita (desaparecerá, aún sin tratamiento en la juventud, entre los 15 a 20 años) y se debe apoyar afectivamente al niño e impidiendo que se sienta culpable para evitar efectos emocionales secundarios”, aclara Miguel Seminario, urólogo de Inusmed.

Frente a esto, es importante que los papás de los pequeños conozcan las fases del control de esfínteres. Según explica Carolina “primero deben tener control nocturno de esfínteres anales y luego diurno. Con el tiempo, lograrán de día manejar los esfínteres uretrales y finalmente obtendrán el control nocturno. Por ser el control nocturno de pipí, el último en adaptarse, a muchos niños se les hace más difícil. Depende del desarrollo y maduración neurológica y emocional del niño. Si presenta escapes nocturnos de orina, es probable que se deba a una disfunción del suelo pelviano, en la cual los músculos de esta zona no tengan una resistencia adecuada y se relajan permitiendo el paso de la orina hacia el exterior”.

Pipí Alarma, una apoyo para sobrellevar la Enuresis

Una de las maneras de poder llevar un control sobre la enuresis es a través de Pipí Alarma, dispositivo traído a Chile por el equipo de especialistas de Inusmed, a través de Biotecnimed (www.biotecnimed.cl).

Este es un dispositivo que posee una avanzada alarma inalámbrica que se activa y suena automáticamente cuando el sensor de humedad, instalado en la ropa interior unisex, detecta las primeras gotas de orina. Es un dispositivo de carácter colaborativo en el tratamiento de los menores, puesto que avisa a los papás si está mojando la cama. De todas maneras es una excelente herramienta mientras se realiza el tratamiento, asegura Carolina Silva.

El uso adecuado de la Alarma de Enuresis tendrá una respuesta exitosa en 60 al 80% de los niños”, explica el Urólogo especialista y cuenta además que los padres deben ayudar los primeros días al niño a despertar cuando la alarma suena, o hasta que lo logre solo. Tras ello, el niño finalizará de hacer pipí en el baño, limpiará su cama -si es necesario- y recolocará la alarma. Esta puede interferir con el descanso nocturno, pero no favorece la aparición de trastornos del sueño. Su utilización se recomienda en niños y padres con adecuada motivación, buena adherencia al tratamiento y bien informados. Y es importante entender que el dispositivo debe utilizarse todas las noches pues su respuesta no es inmediata. El tratamiento debe continuarse durante 2-3 meses y a partir del momento en el que el niño permanece seco, durante 14 noches consecutivas adicionales, por lo que se debe ser persistente y paciente con su hijo hasta lograr el control de la vejiga durante la noche.

Trabajo en conjunto: Familia y especialista

De igual manera, es importante que cuando los padres detecten que el menor tiene un problema de control nocturno, deben buscar ayuda.

La recomendación de los expertos es que la enuresis, sea tratada tan pronto como se confirme y se cumpla el plazo para adquirir el control, pues el tratamiento es breve, efectivo y no invasivo, las sesiones de tratamiento kinésico constan de un entrenamiento funcional de la musculatura del suelo pelviano que permiten aumentar la resistencia muscular y educación sobre hábitos saludables que ayudarán a adquirir el control.

Carolina Silva además entrega tips de cuidado para tratar a los pequeños en conjunto al tratamiento kinésico: “Ir al baño a orinar SIEMPRE antes de dormir; no tomar líquidos dos horas antes de ir a la cama; no despertar al niño más de una vez por noche; no usar pañales durante la noche, es mejor utilizar una sabanilla absorbente (sin que el niño se dé cuenta) y llevar un calendario de noches secas y mojadas con stickers de sol y lluvia respectivamente”.

Si bien, la enuresis, afecta a toda la familia, no hay que olvidar que también se encuentra en juego el autoestima de los niños, por lo tanto se recomienda trabajarlo como grupo familiar y siguiendo paso a paso, los resultados serán positivos para todos.

Foto vía: www.imujer.com

Categories: Vida Sana

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*