Llámame por tu nombre: un amor inesperado

Llámame por tu nombre: un amor inesperado

Por: Elizabeth Salazar T.

El jueves se estrenará un film que cuenta con cuatro nominaciones a los Premios Oscar 2018 (Mejor película, Mejor actor, Mejor guión adaptado y Mejor canción). Este se encuentra ambientado en el verano de 1983 al norte de Italia “Llámame por tu nombre” nos muestra a Elio Perlman (Timothée Chalamet), un joven italoamericano de diecisiete años, que pasa sus días en una casa de campo construida en el siglo XVII y propiedad de su familia. Elio se dedica a tocar música clásica, leer y flirtear con su amiga Marzia (Esther Garrel). Además, tiene una relación muy cercana con su padre (Michael Stuhlbarg), y su madre Annella (Amira Casar), quienes le han favorecido con los frutos de la alta cultura en un contexto inundado por delicias naturales. A pesar de que la sofisticación y el don intelectual de Elio que indican que el chico es todo un adulto consumado, su personalidad rebosa asimismo inocencia y una carencia de forma, sobre todo en lo tocante a los asuntos del corazón. Su vida dará un giro con la llegada de un estudiante de su padre Oliver (Armie Hammer), por quien se sentirá poderosamente atraído.

call_me_by_your_name_Enfilme_8x537_675_489

Ver esta cinta es ingresar a las vivencias de un joven durante sus vacaciones, en un período de la vida, donde priman la necesidad de conocimiento propio y la búsqueda de nuevas sensaciones. El comienzo de la trama es pausado, pero no se hace latero, por el contrario, se nos está presentando al protagonista y su entorno, es necesario que así sea. Por el contrario, los últimos minutos son intensos y sin duda, los más emotivos, especialmente cuando podemos ser testigos de la conversación que sostiene Elio con su padre. Durante esos instantes vemos también, el gran actor que es Timothée quien logra transmitir a través de la pantalla grande sus sensaciones y conmovernos empapado en su personaje.

De esas películas para verlas con tranquilidad, seguro disfrutará de los paisajes, la moda ochentera, la banda sonora, pero sobre todo de la forma en cómo se va desarrollando la historia. ¿Vale la pena verla? Claro que sí, sobre todo si le gusta el cine arte.

Director: Luca Guadagnino (“Yo soy el amor” y “Suspiria”)

Duración: 132 Minutos

Calificación: Buena :) :) :)

 

 

 

 

 

 

Categories: Críticas de cine