La forma del agua: Un amor sin límites

La forma del agua: Un amor sin límites

Por: Elizabeth Salazar T. 

Si el año pasado fue “Lalaland” la que lleno la pantalla de cine con música, colorido y amor, ahora es el turno de “La forma del agua”, una película que se estrena este jueves en las salas nacionales y que viene precedida de 13 nominaciones a los Premios Oscar 2018.

Este film podría ser un cuento de hadas místico, ambientada en la época de la Guerra Fría en los Estados Unidos, hacia 1963. En un laboratorio oculto de alta seguridad del gobierno, trabaja una solitaria mujer llamada Elisa (Sally Hawkins), ella es muda, por lo que está atrapada en una vida de silencio y aislamiento. La vida de Elisa cambiará para siempre cuando ella y su compañera de trabajo Zelda (Octavia Spencer) descubren un experimento clasificado secreto una especie mitad hombre y mitad pez.

3003302

Nuevamente el director Guillermo del Toro, nos abre su mundo de monstruos y los lleva a la pantalla grande en este film, que se encuentra muy bien logrado, ya que existe una sincronía de todos los elementos que utiliza, la música, las imágenes y una historia de amor realmente preciosa, donde los protagonistas con muy poco diálogo logran transmitir sus emociones.

La narración está tan bien realizada, ya que no tiene puntos bajos, nos mantiene expectante sobre lo que irá sucediendo. Además, visualmente es tan bella, que el espectador solo puede disfrutar de principio a fin lo que le esta viendo.

Sally Hawkins logra enternecer con su personaje, para su interpretación sólo utiliza el lenguaje a señas y sus expresiones faciales.

Una muy bonita película, que de todas maneras recomiendo. Vale la pena verla, un lindo cuento de amor.

 Director: Guillermo del Toro (“El laberinto del fauno” y “Hellboy”)

Duración: 123 Minutos

Calificación: excelente :) :) :) :) 

Categories: Críticas de cine