Fracturas infantiles: ¿cómo actuar en los primeros minutos?

Fracturas infantiles: ¿cómo actuar en los primeros minutos?

Caídas, golpes y accidentes son situaciones frecuentes que viven los niños en el día a día. Si bien la mayoría de las veces no hay graves consecuencias, hay ocasiones en donde el daño es grande y aumenta el riesgo de sufrir fracturas.

Se denomina fractura a la ruptura total o parcial de un hueso, y acontece cuando el éste queda expuesto a un esfuerzo mayor del que puede soportar. Se evidencia por medio de la hinchazón, moretones, dolor intenso, incapacidad de mover la extremidad afectada, deformidad del hueso y entumecimiento, entre otros.

Se reconocen dos tipos de esta lesión: las cerradas y las abiertas. La primera corresponde a aquellas en las que el hueso se rompe, pero la piel queda intacta, salvo por los hematomas e inflamación. Las abiertas, en tanto, son las que dejan la herida expuesta y el hueso rompe la piel.

Qué hacer en estos casos

Es importante actuar rápidamente en estas situaciones, sobre todo si se trata de niños, para evitar mayores complicaciones. “Cuando los más pequeños sufren este tipo de lesiones, hay que ser muy diligentes, pues sus huesos son frágiles y están en periodo de crecimiento”, explica la traumatóloga de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Mireya Mellard.

En este sentido, la profesional comenta que cuando alguien sufre este tipo de rotura va a escuchar o sentir el ruido del hueso quebrándose. Ante esta situación hay que realizar curaciones de primeros auxilios para evitar un daño adicional, entre las que se encuentran:

·         Limpiar el área con antisépticos, de modo que se eviten infecciones

·         Si hay hemorragias, presionar los lados de la herida con un vendaje esterilizado para detener el sangrado

·         Inmovilizar la zona afectada, de acuerdo a la localización de la lesión, preocupándose de no interrumpir la circulación de la sangre:

          Si es en los dedos de la mano, entablillar con palos de helado, unirlos e inmovilizar.

          Si es en las rodillas o tobillos, lo ideal es buscar una tabla o realizar una inmovilización con cartón duro, adosándolo a la extremidad.

          Si es en los hombros, se debe inmovilizar la zona con un cabestrillo o con un pañuelo a nivel del codo, hasta que acuda a un centro de urgencia.

·         Aplicar hielo local para combatir la inflamación

Asimismo, es importante recordar que si se sospecha de fractura, ya sea por deformidad del segmento o por dolor, no se debe alimentar, ni dar líquido al niño, esta acción podría retrasar la realización de algún procedimiento o cirugía bajo anestesia.

La Dra. Mireya Mellard, puntualiza que si bien los primeros auxilios son esenciales en el momento del accidente, siempre hay que acudir a un centro de salud de urgencia lo antes posible para que un especialista trate la lesión.

Foto vía: www.reddit.com

Categories: Vida Sana

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*