Enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en Chile

Enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en Chile

En nuestro país, dos tercios de las muertes totales están vinculadas a eventos cardiovasculares o cerebrovasculares.

Fuente: La Segunda

Una  investigación reciente de la Universidad de Washington, situó a Chile entre los 10 países con más obesos menores de 20 años.  Una mala noticia, si se considera que la obesidad es uno de los factores más comunes de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Más grave aún, cuando en Chile estas enfermedades constituyen la principal causa de muerte. Es decir, dos tercios de las muertes totales del país están vinculadas a eventos cardiovasculares o cerebrovasculares.

El riesgo cardiovascular ha sido una prioridad en las políticas públicas de nuestro país. Existe una serie de programas que apuntan a la prevención de eventos cardiovasculares en distintas edades de la población. Por ejemplo, el Programa de Salud Cardiovascular, implementado en atención primaria desde el año 2002, se focaliza en la evaluación para evitar eventos cardiovasculares en adultos. Se han desarrollado, además, intervenciones educativas del equipo de salud respecto a la alimentación saludable y la incorporación de la actividad física en todos los grupos etareos para que nuestra población se informe y luego, paulatinamente, incorpore conductas preventivas con el objetivo de autocuidarse.

Alex Montecinos, docente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Central y presidente de la Sociedad Chilena de Enfermería en Cardiología y Cirugía Cardiovascular, señala que la prevalencia de la obesidad responde, en general, al estilo de vida de las personas jóvenes: gran tendencia al sedentarismo, comida chatarra (rápida, genera sensación de plenitud y de bajo costo) y stress.

“Las enfermedades cardiovasculares son totalmente evitables. La clave radica en establecer un estilo de vida saludable: una dieta equilibrada y ajustada para cada persona por un profesional y ejercicio acorde a sus capacidades (es imposible que de la noche a la mañana alguien se transforme en maratonista si nunca ha realizado un trote suave). En personas con obesidad es imprescindible que un médico cardiólogo realice una evaluación para saber en qué estado está ese corazón, antes de iniciar una actividad física. Disminuir el stress con actividades de esparcimiento y al aire libre durante la semana también podría ayudar”, explicó el presidente de la Sociedad Chilena de Enfermería en Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

Es importante considerar que las personas no pueden llevar a cabo por sí solas ninguna de estas actividades. Siempre debe existir un equipo multidisciplinario detrás.

Categories: Noticias

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*